ITVD

San Pablo Apostól


Nuestras metas: Un Institúto teológico al servicio de una comunidad académica misionera...

 

  •    El núcleo integrador de la formación teológica del Instituto es el carisma de la oración y ministerio de la Palabra, cuya capacitación presupone la oración apostólica en diálogo con el Cristo total, Cabeza y miembros (cf. CFMVD 126).

  • La Comunidad Académica se articula como una verdadera escuela de apóstoles a nivel teológico desde varios aspectos:

- El dinamismo de la Palabra: Orar, asimilar, vivir, anunciar, celebrar y enseñar.

- El dinamismo pedagógico del aprendizaje de “hacer hacer”, aprender enseñando.

- La integración de los contenidos doctrinales: ciencia – espiritualidad; doctrina – experiencia; teoría - practica; acción y contemplación[1].

- El proceso interior creciente en la aprehensión de la fe a través de un camino de conocimiento, conversión y encarnación de la verdad.

  • Crear en el alumno la suficiente estructura personal y proveerlo de herramientas de estudio para que siga profundizando en la fe y en la misión de una manera personalizada y creativa.
  •   Una teología que se estructura como comunión en la diversidad, buscando una formación plural que capacite a los estudiantes para ser evangelizadores en distintas culturas[2].
  • La participación de los distintos miembros de la Familia Verbum Dei en la vida del Instituto.
  • El interés misionero de la contextualización, de la búsqueda del lenguaje adecuado a los signos de los tiempos, llevan a una teología siempre en camino.

[1] “Procuraremos extender esta intensa formación en Dios a través de los estudios de teología, integran­do plenamente la oración con la formación teológica y el ministerio de la Palabra, de manera que nos permita ser evangelizadores y misioneros en cualquier parte del mundo”. (CFMVD 125).

[2] Como punto de partida de la comunión está la conciencia de pertenencia al mismo Instituto Teológico, con su peculiaridad propia, y unos objetivos comunes para la formación; partimos, además, de una misma fe que puede enseñarse según formas o articulaciones distintas pero que responde a unos mismos contendidos fundamentales. Desde esta unidad se dará paso a una pluralidad de lenguajes, de métodos, de pedagogías, de contextos de aplicación que permitirá hablar de una pluralidad legítima y necesaria.